All posts tagged “El secreto del huevo azul

Entrevista de los lectores sobre El secreto del huevo azul

Desde el blog Mis Trucos Para Educar, de Laura Monge, propusieron hace algún tiempo leer en familia, a la hora del cuento, «El secreto del huevo azul». Tras la lectura, de la que Laura me fue contando anécdotas y buenos momentos, llegaron las preguntas de los jóvenes lectores y entre todos armamos una estupenda entrevista. Aquí tenéis un aperitivo, y el resto en Taller de Literatura Infantil: El secreto del huevo azul (III)

«- ¿Te costó hacer el libro? ¿Cuánto tiempo?
Lo de los libros es algo curioso. Algunas historias se escriben muy rápido y otras avanzan muy lentamente. El secreto de huevo azul fue la primera historia realmente larga que escribí, así que tuve que aprender muchas cosas mientras lo hacía. Escribí una versión, y luego otra, hice muchos cambios, me quedé atascada, sin saber por dónde seguir, encontré el camino y finalmente pensé que estaba terminada. Me sentí muy bien y estaba muy contenta con mi novela. Había trabajando en ella durante varios meses. Luego traté de publicarla pero a nadie le interesó. Así que la guardé en un cajón y me puse a trabajar en otras historias. ¡Había descubierto que me encantaba escribir novelas, incluso aunque nadie las quisiera! Unos años después, y esto lo he contado otras veces, una de mis hermanas me preguntó por El secreto del huevo azul, a ella le encantaba esta historia y quería que yo hiciese algo con ella, » ahora que ya sabes más trabaja en ella hasta que esté bien», me dijo. Y eso es lo que hice. Tardé varias semanas en volver a escribirla, puede que un par de meses (no soy muy rápida), y luego la envié al Premio Barco de Vapor, donde resultó elegida.
Así que, ¿cuánto tardé en escribir El secreto del huevo azul? Pues no tengo ni idea. Lo importante es que con este libro descubrí que me encantaba todo el proceso de escribir, no solo tener la idea, sino también reescribir, corregir, cambiar, mejorar, insistir…
– Es curioso, pero varios niños preguntan lo que viene a continuación: ¿Eres guapa?, ¿de qué color tienes el pelo? ¿y los ojos? ¿Cuántos años tienes?
Humm… La primera pregunta es la más difícil. Soy normal de guapa. Una vez leí en una novela una frase que me impresionó. El protagonista describía a su madre, a la que quería mucho, diciendo de ella que era «regiamente fea». «Regiamente» quiere decir majestuosamente, como una reina. Esa frase me hizo pensar mucho. Venía a decir que esa mujer podía ser fea, incluso muy fea, y sin embargo tenía un carácter, una personalidad, que sin duda era lo suficientemente interesante, y fuerte, como para que aunque no fuese hermosa resultase muy especial. A veces, cuando no me siento muy guapa, ¡porque eso va a días!, pienso en esa frase y en esa mujer de la historia, y me digo que también puedo ser «regiamente fea» sin que se acabe el mundo.
Tengo el pelo y los ojos castaños, no soy especialmente alta y sí un poco regordeta (regiamente regordeta, si os parece). A veces utilizo las gafas para ver de lejos, pero también me gusta ir sin ellas, según el día. Me encanta saber cómo vestía antes la gente, visitar museos de moda con trajes antiguos y ver películas con un vestuario bonito, pero soy perezosa para vestirme y suelo llevar ropa sencilla y cómoda. No sé andar con tacones, en mi bolso siempre hay bolígrafos, alguna libreta y probablemente un libro, y me gusta la gente que prueba a ponerse ropa alegre y extravagante, distinta a la que solemos llevar los demás.»
No os perdáis la entrevista completa, ¡hay muchas preguntas sorprendentes!

Un papel en el cajón

El otro día, haciendo limpieza en los cajones encontré, perdido entre viejos billetes de tren, identificaciones de congresos, planos de otras ciudades y mil chucherías que no consigo tirar porque me recuerdan buenos momentos, un papel doblado y requetedoblado. Al desplegarlo descubrí que se trataba de las palabras que dije durante la entrega del Premio Barco de Vapor 2012, hace ya un par de años. Eso explica que el papel estuviese tan castigado, y es que debí de apretujarlo considerablemente aquella noche, tratando de contener los nervios.

Lo leí y me recordó no solo aquella noche y todas las cosas buenas que el premio trajo consigo, sino la verdad de esas mismas palabras, básicamente de agradecimiento, tan válidas hoy como en ese momento.

martes, 13 marzo 2012 – Real Casa de Correos de Madrid

Buenas tardes,

Si la vida fuese un cuento de los hermanos Grimm, este discurso comenzaría así: «En tiempos remotos, en aquellos en los que desear todavía servía para algo, vivía una escritora que iba todos los días a nadar a una piscina cercana a su casa. Allí, mientras iba y venía por la calle de los lentos y pensaba en los cuentos en los que estaba trabajando, veía de reojo, a través de la gran pared acristalada, el enorme cartel que la Fundación SM tiene sobre su edificio. Hasta que una mañana una tórtola se acercó hasta el borde de la piscina y le dijo…»

Pero no estamos en un cuento de los Grimm, así que no es a una tórtola a la que tengo que agradecer hoy estar aquí, con este maravilloso libro entre las manos, sino a los miembros del jurado, que dieron vida con su lectura apasionada a mi cuento. A Berta, Felipe y el resto del equipo de SM, que han mimado el libro y han volcado en él todo su entusiasmo y su profesionalidad. Y a Tomás Hijo, por sus ilustraciones, que iluminan cada una de las páginas.

Por último, no puedo olvidar que el libro está dedicado a mis padres, que nos proporcionaron a mis hermanos y a mí una infancia enormemente feliz. Esa infancia está en cada uno de mis cuentos, así que este premio también es un reconocimiento a una vida de amor, confianza y cuidados que ellos supieron crear y compartir con nosotros.

Muchas gracias y que coman perdices.

 

Leyendo juntos El secreto del huevo azul en familia

En su estupendo blog www.mistrucosparaeducar.com Laura ha puesto en marcha una iniciativa para leer en casa con los más pequeños “El secreto del huevo azul”. Ella lo está haciendo con sus cinco hijos, antes de dormir, y de momento parece que lo están disfrutando mucho.

Durante las siguientes semanas y hasta el 12 de diciembre, todo el que quiera puede participar en este taller, enviar preguntas que puedan surgir durante la lectura y comentar sus impresiones. Cuando llegue esa fecha yo disfrutaré mucho respondiendo a todas las cuestiones que hayan despertado la curiosidad de los lectores.

Encuentros en Alicante y Murcia

Hace unas semanas tuve la suerte de poder conocer en Alicante y Murcia aun buen montón de lectores de El secreto del huevo azul.

Los encuentros, organizados por la editorial SM, tuvieron lugar en sus colegios y en distintas bibliotecas. A veces éramos veinte o treinta y otras veces más de cien. En algunas clases habían preparado carteles de bienvenida, grandes huevos de papel maché o murales con información sobre el libro. En otras representaron para mí escenas de la novela o recitamos todos juntos el sortilegio de Noisuli, me regalaron dibujos, redacciones y poemas, hablamos de los libros que nos gustaban y traté de contarles cómo es el trabajo de una escritora.

Regresé a casa feliz, cargada de recuerdos y con muchísimas ganas de seguir escribiendo. Desde aquí quería dar las gracias a las maestras y los maestros por su entusiasmo, a las bibliotecarias, que se preocuparon de que todo fuese fácil y agradable, a las personas de la editorial que me acompañaron y, sobre todo, a esos magníficos lectores que pusieron toda su imaginación al servicio de nuestra historia.

Para todos ellos, muchos, muchos !SOSEB¡

Versión en braille de El secreto del huevo azul

El pasado miércoles, poco antes de Navidad, tuve la alegría de compartir una tarde con un grupo de niños que realizaban unas jornadas en el centro de recurso de la ONCE, en Alicante. Allí habían transcrito El secreto del huevo azul a braille, de tal modo que quien lo solicite pueda obtener una copia, y varios de los alumnos de las jornadas estaban leyéndolo.

Mari Pepa, profesora de discapacitados visuales durante más de cuarenta años, nos enseñó a mi hermana Teresa y a mí las instalaciones de lo que hasta hace poco ha sido un gran colegio de esta organización, respondiendo a todas nuestras preguntas sobre los métodos y materiales didácticos que se utilizan para enseñar a niños y niñas con problemas de visión a desenvolverse con soltura en el mundo.

El-secreto-del-huevo-azul-en-braille

Gracias  a Cristina, la directora del centro, antigua alumna de Mari Pepa, y a todo su equipo, por la cálida acogida que nos brindaron, y a los niños y niñas que participaron del encuentro por su alegría, su entusiasmo y su curiosidad.

En la fotografía el ejemplar en braille de la novela que me regalaron, encuadernada para la ocasión con todo mimo.

El secreto del huevo azul en la web de rtve

Con motivo del Premio Barco de Vapor 2012, Jesús Jiménez me entrevistó para la página de Cultura de rtve.

Jesús Jiménez 17.04.2012

Catalina González Vilar es una joven escritora que en apenas unos meses ha ganado tres premios de literatura infantil, el último El barco de Vapor, el más importante que se concede en España por su cuento,El secreto del huevo azul (SM), una inteligente y, sobre todo, divertida aventura que transcurre en el país de las mentiras.

«Cuento la historia de Rolav -asegura Catalina-, un joven príncipe, que dice una mentira acerca de un huevo azul que debía vigilar. Decidido a no reconocer su error no le queda más opción que viajar al lugardonde las mentiras se hacen realidad«.

«Rolav es príncipe de Dradev, pero es como cualquier otro niño, está deseando ser valorado y participar del mundo de los adultos. Su mentira parece un camino directo hacia este objetivo y por ello el dilema entre decir la verdad o mantener su engaño es para él tan difícil. Pese a todo, es un personaje positivo, intrépido y lleno de valor«.

Los amigos de Rolav

Durante su aventura, Rolav conocerá a otros personajes realmente curiosos: «Rignif, su amigo y guía en el País de las Mentiras, es un imitador de voces -comenta Catalina-. Su principal virtud probablemente sea el estar orgulloso de quien es y de lo que hace. Es alegre y sencillo, y conocer a Rolav supone para él vivir una aventura.

«Tigre, el tercero de los amigos, es un gran felino blanco, un animal mítico del que Rolav siempre ha oído hablar. Venciendo el miedo y tratándolo con respeto encuentran en él un amigo leal que les acompaña en el viaje».

«Y Aritnem, la princesa del País de las Mentiras, no es mucho mayor que Rolav, pero es muy consciente delo importante que es decir la verdad. Aunque adivinamos en ella cierta fragilidad es valiente y decidida, y siempre hace lo posible por estar a la altura de sus responsabilidades».

«Las mentiras jamás mienten»

«En el País de las Mentiras todo tiene su origen en nuestras mentiras -asegura Catalina- de modo que viajar por ese lugar supone hacer un rápido repaso a los embustes más habituales en nuestro día a día. Están las exageraciones, los rumores, las flores fingidoras, los yonohesido, los pozos de babosas y muchos más, pero es mejor no hablar mucho de esos seres y disfrutar del placer de irlos descubriendo«.

«El País de las Mentiras es un lugar surrealista y luminoso donde casi todo es posible, así que el límite es la imaginación«, comenta la autora.

«Aunque esté poblado de mentiras, éstas son amables, simpáticas y, lo que es más importante, jamás mienten -nos desvela Catalina-. Esta visión divertida, matizada solo por algún apunte más oscuro, suaviza la carga negativa que implica el hecho de mentir. No se trata de angustiar al lector, de amenazarle, sino de fabular en torno a una idea y reflexionar sobre el dilema al que se enfrenta Rolav y, con él, todos nosotros: ser valiente y decir la verdad o vivir atrapado en la propia mentira».

El-secreto-Interior-4completo-para-web-e1388835636335Un universo infinito

«El secreto del huevo azul es sobre todo una novela de aventuras, no un manual didáctico – afirma Catalina-. Pero es verdad que en la literatura, de un modo u otro, siempre se reflexiona sobre algún dilema moral, y en esta historia el conflicto entre verdad y mentira es patente. Me interesa especialmente el hecho de que Rolav es libre en todo momento de elegir. Ese es el origen de su conflicto, en que siempre puede elegir tanto una opción como la otra. Pero también es la raíz de su fuerza, y eso iguala al pequeño príncipe a cualquier otro héroe. Un héroe tiene la capacidad de hacer frente al problema, pero sí, ¡es difícil!»

El país de las mentiras es un universo infinito que se renueva constantemente, por lo que podría ser una fuente inagotable y dar origen a toda una saga de novelas. «Podría serlo, pero no de momento -comenta la escritora-. Con frecuencia tengo la sensación de que de cada historia que escribo podrían salir otras nuevas. Siempre quedan puertas por abrir y, en este caso, alrededor del País de las Mentiras están los Puentes Brumosos. A veces me pregunto qué encontrarían Rolav y sus amigos si tuvieran que adentrarse en ellos».

Un universo y unas mentiras que cobran otra vida gracias a las ilustraciones deTomás Hijo. «Tomás ha hecho un gran trabajo -asegura Catalina-. Me gusta la alegría que transmiten, que tiene mucho que ver con el tono de la historia, el colorido, lo exuberante que es y a la vez lo limpio del trazo. Me gusta que juegue con la composición en cada página, enriqueciendo con frecuencia la narración con detalles apenas apuntados en el texto. Es emocionante cuando tiene que serlo y siempre, siempre, es un disfrute y una sorpresa para el lector».

«Intento no mentir»

Cuando le preguntamos si es mentirosilla, Catalina no puede evitar una sonrisa: «Jajaja, ¡intento no serlo! Pero convivimos con pequeñas mentiras diarias, ¿no crees? No les prestamos atención, a veces las camuflamos de cortesía, o sencillamente pensamos que nos facilitan la vida. No siempre lo consigo, pero creo que decir la verdad nos lleva a lugares y situaciones que valen más la pena. Nos sacan de los patrones prefijados permitiéndonos descubrirnos a nosotros mismos y a los otros, además de establecer unas bases de confianza mutua fundamentales para la vida personal y también social».

Y nos confiesa que algunas de las mentiras del País de las Mentiras son suyas:  «Recuerdo de niña haber dicho mentiras de las que utilizo en la novela, asegurar haberme comido el bocata de la merienda y haberme desecho de él, inventar siendo muy cría historias absurdas para impresionar a mis amigas… Creo que decir mentiras es algo comprensible, no deja de ser una herramienta de supervivencia, de hecho el lector comprende bien que Rolav mienta, lo que no quita para que haya una gran belleza en el aprendizaje del arte de decir la verdad».

El-secreto-Interior-3completo-para-web-e1388835672217De leer cuentos a escribirlos

Catalina confiesa que siempre ha sido una gran lectora: «Leía muchísimo. Para mí leer ha sido y es una de las grandes cosas de la vida. De cría leía de todo, de una manera bastante desordenada y caótica, como sigo haciendo ahora en realidad. Cuentos de hadas, series como Los Cinco y Los Hollister, novelas como Los Tres Mosqueteros, Peter Pan, Tom Sawyer, Jim Botón y Lucas el Maquinista, La Historia Interminable, La isla del tesoro, Mujercitas, El Hobitt, Dóneval, Filo entra en acción, Mi familia y otros animales, libros de mi madre y mis tías, que se caían a trozos y de los que ya no recuerdo el título exacto ni el autor, cómics de mis hermanos..»

Y no tiene ningún problema en reconocer que todas esa lecturas le han influído: «Seguro que sí, un montón de ellos. Todos los autores de los libros que he nombrado antes y otros muchos. Y también la tradición de los cuentos populares. Nuestra capacidad creadora se nutre de todo un imaginario previo, amplísimo y a la vez concreto, del que muchas veces ni siquiera somos conscientes».

Catalina está dispuesta a seguir explorando nuevos mundos en la ficción infantil y juvenil:  «Pronto saldrá publicada una novela juvenil en Everest, Los coleccionistas, y a finales de año otra historia en Ediciones Nostra titulada Miss Taqui. Los espero ambos con mucha ilusión. Además estoy inmersa en la escritura de una nueva novela infantil que estoy disfrutando mucho. Quiero seguir escribiendo, explorando y aprendiendo«.

Y nos ha confesado que es lo que le hace más ilusión: «El otro día mi cuñada me llamó para contarme que a sus sobrinos les estaban leyendo el cuento por la noche y que ya no querían acostarse sin escuchar un trozo. Eso es también parte de lo que ha supuesto el premio. No sé si desde fuera uno se imagina lo emocionante que es saber que aquello que inventaste está entrando en combustión con la imaginación de un lector y cobrando vida«.

El-secreto-Interior-1completa-para-web-e1388835716259

 

En la Feria del Libro de Madrid

Este año estuve firmando ejemplares de El secreto del huevo azul en la caseta de SM, en la Feria del Libro de Madrid. Compartí mesa con Jesús Díaz, que ganó el Premio Gran Angular con su estupenda novela El festín de la muerte.

Los amigos, incondicionales, se pasaron por allí. ¡Gracias, Victoria, Vani, Antolín, Marga y  Sol!