Qué aprendí escribiendo “Dentro de tu armario”

“Dentro de tu armario. Todo lo que necesitas saber sobre el mundo de la moda”, es mi primera incursión en el mundo del libro informativo. Una propuesta personal que la editorial SM apoyó desde el comienzo y que ha sido toda una aventura.

Además del pacer de poder leer una gran cantidad de libros y artículos sobre historia y sociología de la moda, con esa emoción especial que nos otorga estar a la búsqueda de algo que vas a tener oportunidad de compartir, este libro me hizo descubrir que:

  • Escribir sobre nuestra ropa no es lo mismo que escribir sobre moda. Aunque también se hable de moda.

  • Escribir sobre nuestra ropa significa en gran medida escribir sobre cómo la utilizamos y para qué, qué tratamos de contar con ella y qué contamos aún sin saberlo.
  • Escribir sobre nuestra ropa requiere pararse a mirar y ver de qué está hecha, de dónde salen estos colores y estas formas, estos tejidos y estos botones, estos pespuntes y estos bolsillos.

  • Escribir sobre nuestra ropa hace necesario volvernos hacia el pasado y también mirar hacia el futuro, para así poder entender de un modo más amplio lo que está sucediendo ahora.
  • Escribir sobre nuestra ropa implica pensar en nuestro cuerpo, nuestra forma de vernos, de ser y de mostrarnos.

  • Escribir sobre nuestra ropa supone escribir sobre “nosotros” y “los otros”, sobre la riqueza de la diversidad  y la fuerza de lo que nos une.
  • Escribir sobre nuestra ropa es escribir sobre arte, provocación, diversión, industria, religión, tecnología, ecología, economía, deporte, política, arqueología, guerras, consumo, periodismo, ciencia, publicidad…

En definitiva, que escribir sobre nuestra ropa es lanzar una invitación a mirar con curiosidad el mundo, cuestionando lo que damos por sentado y aprendiendo a disfrutar de la moda más allá de las tendencias o las marcas.  Aprender a verla como un lenguaje lleno de posibilidades, capaz de expresar, si así lo deseamos, nuestra personalidad única.

Desde aquí quiero dar las gracias Berta Márquez, editora de Sm, que apostó desde el primer momento por este proyecto, poniendo toda su experiencia y su entusiasmo para terminar de darle forma y convertirlo en una realidad. También a Toya Legido y Tomás Zarza, el equipo de diseño, cuyo trabajo ha llenado de color y dinamismo cada una de las páginas. Los libros, y aún más los informativos, tienen una parte fundamental de trabajo en equipo, y ese es un aprendizaje enriquecedor que nunca termina.