Lila Sacher y la expedición al norte

¡Hoy han llegado a casa los primeros ejemplares de Lila Sacher y la expedición al norte, la nueva novela que he publicado con SM!

Pensándolo bien es muy apropiado que lleguen un día como hoy en el que, pese a que ya es verano, el cielo está nublado, hace frío y probablemente llueva.  Y es que esta historia comienza precisamente bajo un aguacero:

            «CAPITULO 1. MANZANAS ASADAS

Llegaron a Coto Redondo en medio de una intensa tormenta, con relámpagos y un viento fuerte que inclinaba los árboles junto al camino. Costaba dar cada paso y era difícil ver algo a través de aquella cortina de agua, pero cuando comenzaba a oscurecer alcanzaron a divisar por fin las luces del Almacén de Regina y Lucas, con su promesa de  calidez y descanso en medio de los campos.

            –¡Menos mal! –suspiró Lila, cuyas botas estaban tan cargadas de barro que llevaba un buen rato arrastrándolas.

            Tío Argus, con el sombrero empapado y sin forma, se volvió hacia ella y sonrió.

            –Te dije que conseguiríamos llegar. Regina estará encantada de alojarnos esta noche. ¡Y seguro que puede darnos algo de cena!

            –Una manzana asada… –soñó en voz alta la niña, sacudiéndose una vez más las botas con la esperanza de aligerarlas.

            No habían querido detenerse a saludar en ninguna de las granjas de Coto Redondo porque sabían que, de hacerlo, los granjeros querrían atenderles con tanta hospitalidad que no llegarían al Almacén aquella noche. Y nada les gustaba tanto cuando pasaban por aquella zona del país como ir en primer lugar a la tienda de Regina y Lucas. Allí, además de comprar cualquier cosa que necesitasen, desde nuevos cordones a un sombrero en condiciones, una navaja multiusos o una bolsa de dulces, podrían ponerse al día de todo lo ocurrido en la zona desde su última visita. Y seguro que esta vez habría mucho que contar, pues había pasado casi un año desde entones. «

            Lila Sacher y la expedición al norte, pp. 7-8

Pero, ¿quiénes son Lila Sacher y tío Argus? ¿Y por qué viajan en medio de la tormenta, a pie y sin más equipaje que el que llevan a sus espaldas?

Pues verás, Lila es una chica de once años de edad que desde que se quedó huérfana viaja por todo el mundo en compañía de su extravagante tío, el inventor Argus Sacher.

Esto explica que caminen bajo la tormenta, suspirando por llegar al almacén de Regina y Lucas, per en realidad las dificultades no han hecho más que comenzar, y tratándose de ellos no es extraño que poco después terminen embarcados en un extraordinario viaje que les llevará a San Petersburgo y mucho más allá, a los helados confines del mar de Ojotsk. Pero, ¿de verdad que no sabes dónde está eso? Pues probablemente te iría bien tener a mano uno de los detalladísimo mapas de Leonora, o quizá algo de luz del profesor Fathid… En fin, todo lo encontrarás en esta historia, eso, claro está, si sientes la suficiente curiosidad como para embarcarte en esta aventura.